Skip to Content Bruce Rauner, Governor, State of Illinois

Opciones Alternativas De Financiamiento

Además de los recursos de ayuda financiera tradicionales, existen opciones alternativas de financiamiento. Entre ellas puedes encontrar los planes de pagos a través de tu colegio, pagos a través de tu empleador o el empleador de tus padres, préstamos hipotecarios y líneas de crédito a través de prestamistas privados y planes 529 a través del gobierno estatal o federal. Además, existen incluso más opciones para costear tu educación superior, como las que se indican a continuación:

  • Averigua cuáles instituciones de educación superior ofrecen descuentos en la matrícula a ex alumnos o por hermanos estudiando en dicho plantel. Si tienes una hermana o hermano que asista a la institución educacional al mismo tiempo que tú, puede que te reduzcan el costo de tu matrícula y cuotas. Lo mismo puede aplicarse si asistes a la misma institución donde cursaron estudios tu madre o padre.
  • Elige una institución que ofrezca una tasa de matrícula “fija” por cuatro años. Una tasa estable por cuatro años puede ayudarte a planificar de modo más eficiente tu educación.
  • Si realizaste cursos de Asignación Avanzada (AP) y rendiste exámenes en la escuela secundaria, considera elegir una institución de educación superior que te ofrezca mayor cantidad de créditos AP para obtener un título. En algunos casos, si te ha ido bien en el programa AP, puedes ganar uno o más semestres de créditos académicos.
  • El Programa de Evaluación de Nivelación Universitaria (CLEP) puede disminuir el número de horas de créditos que necesite completar un adulto que haya retomado sus estudios, al otorgarle créditos universitarios por su experiencia laboral. Mientras menos cursos tengas que completar para obtener un título, menos dinero necesitarás para financiar el programa de estudios.
  • Puede que las instituciones educacionales ofrezcan un descuento en sus matrículas durante las sesiones de verano. Es posible que puedas cursar ciertas clases durante el verano por una fracción del costo que te costaría hacerlo durante el año académico regular.
  • Los programas de rápida titulación pueden ayudarte a obtener un título tradicional de cuatro años en menos tiempo. Este tipo de programa también puede combinar un título de pregrado con uno de postgrado dentro de un corto tiempo.
  • Muchas instituciones de educación superior ofrecen una “tasa fija” de matrícula durante todo el programa de estudio a tiempo completo. Si tomas el máximo número de cursos, puedes aprovechar al máximo dicha opción. Por ejemplo, al pagar una cuota de “tasa fija”, si cursas 18 créditos podría tener el mismo costo que si cursaras 12.
  • Puedes ahorrar dinero si vives con tus padres mientras vas a la universidad, o si vives en un departamento en vez de un cuarto en la universidad.
  • Si bien el servicio militar no es para todos, es una manera de solventar los gastos de la universidad. Las Fuerzas Armadas estadounidenses, el Estado de Illinois, y el gobierno federal ofrecen diversos programas para ayudar a los jóvenes a pagar su educación superior. Si estás interesado en unirte a las fuerzas armadas, comunícate con la oficina de reclutamiento a fin de obtener más información.